Title Sponsors

jueves, 13 de julio de 2017

La BMW R nineT Scrambler: disponible en el mercado argentino.


Los héroes de acción la condujeron en las películas, innumerables pilotos aficionados la usan para participar en carreras de montañas y de playas: la Scrambler es la motocicleta de su elección y ahora se encuentra disponible en el mercado argentino.

Con sus neumáticos todo-terreno, su tubo de escape elevado, el mayor recorrido de la amortiguación y la cómoda posición del asiento, las «scrambler» (que podríamos traducir al español como «trepadora») de los años cincuenta hasta sesenta permitían que sus pilotos disfrutaran al máximo, ya sea conduciendo por carreteras sinuosas, o por pistas de tierra, al margen de los trazados asfaltados. Por lo tanto, estas motos tenían un espectro de utilización más amplio del habitual.



Quien conducía una «scrambler» era una persona que usaba su moto al margen de los estándares establecidos, sin importarle las convenciones vigentes. Y se los podía ver en cualquier parte: ya sea en carreteras reviradas, en pasos de montaña de tierra e, incluso, a las orillas del mar, en la arena de playas que lo permitían.




Las moto tipo «scrambler» también están arraigadas en la historia de BMW Motorrad. Concretamente, BMW presentó la R 68 en el salón de la bicicleta y motocicleta IFMA del año 1951 de Fráncfort, una moto provista de un sistema de escape 2 en 1 típicamente montado de forma elevada, que usaba el legendario piloto Schorsch Meier para competir en carreras. Mientras que el equipamiento de serie de la R68 incluía un escape convencional montado de manera tradicional, BMW Motorrad ofrecía ya en aquella época un escape elevado a modo de accesorio especial. Hasta el día de hoy hay propietarios que poseen una de estas valiosas clásicas de BMW Motorrad, que optan por proveerlas de un escape elevado al más puro estilo «scrambler».



Ahora, BMW Motorrad presenta la nueva BMW R nineT Scrambler, una moto que consigue revivir de manera muy especial la era de las clásicas «scrambler». Y lo hace con todo lo que caracteriza a un tipo de motocicleta definida a través de un espíritu especial, creada para entusiastas de las motos puristas, reducidas a lo indispensable, amantes de lo diferente. Todo ello, combinado con la avanzada tecnología y la impecable calidad de BMW. La BMW Scrambler, junto con la Roadster R nineT, crean el mundo BMW Motorrad Heritage.



El concepto general.

Fornido motor bóxer, refrigerado por aire: un propulsor potente.

La nueva Scrambler de BMW Motorrad apuesta por el clásico y potente motor bóxer refrigerado por aire, que desde hace más de nueve decenios es inconfundible sinónimo de diseño, gran par y sonido inconfundible. La R nineT Scrambler está equipada con el motor bóxer de 1.170 cc, refrigerado por aire y aceite. Este propulsor entrega una potencia máxima de 81 kW/110 CV a 7.750 rpm, y su par máximo es de 116 Nm a 6.000 revoluciones. Gracias al nuevo mapeo del motor y al uso de un filtro de carbón activo para el combustible, cumple las especificaciones de la clase de gases de escape UE4.


Scrambler dinámica, con carácter polifacético.

Tal como ya lo hizo con la R nineT, BMW Motorrad también le ofrece la posibilidad a numerosos amantes de las motos de modificar creativamente su Scrambler, según sus preferencias personales. La gama de posibles modificaciones incluye la posibilidad de recurrir a accesorios originales de BMW Motorrad, pero también a componentes y accesorios ofrecidos por terceros. De esta manera es posible crear una moto única.





Escape elevado al estilo de una «scrambler», y llamativa sonoridad.

Los dos tubos de escape superpuestos de elevada línea acentúan el carácter clásico de la Scrambler. Los tubos están muy cerca del cuerpo de la moto, acentuando así su imagen esbelta. Con este escape, el motor bóxer entrega su típica sonoridad, aunque, al mismo tiempo, respeta la norma de niveles de ruido ECE R41-04. La limpieza más eficiente de los gases de escape está a cargo de un catalizador de mayores dimensiones.





Lo más destacable de la nueva BMW R nineT Scrambler:

Diseño purista.
Colores clásicos.
Asiento pespunteado de diseño tipo cuero envejecido.
Acabados cuidando de los detalles.
Motor bóxer de dos cilindros de 1.170 cc, refrigerado por aire/aceite.
Motor con potencia de 81 kW/110 CV a 7.750 rpm y par máximo de
116 Nm a 6.000 rpm.
Concepto apropiado para la personalización de la moto.
Chasis modular, con subchasis desmontable y diversas posibilidades de
variación.
Guiado clásico de las ruedas, mediante horquilla telescópica en la rueda
delantera, y Paralever en la posterior.
Llanta delantera de 19 pulgadas, al típico estilo de una moto «scrambler».
Postura erguida del conductor, al clásico estilo de las «scrambler».
Escape de línea elevada, pegado a la moto, con doble silencioso.
Mordazas axiales de cuatro bombines, tuberías de frenos de metal trenzado, discos de 320 milímetros y ABS.
Equipos opcionales y accesorios especiales hechos a medida y con la acostumbrada calidad de BMW Motorrad.


BMW R nineT Scrambler, carácter inconfundible, con el encanto de
la robustez.
Neumáticos con grandes tacos, elevada línea del escape, manillar ancho, en
ocasiones recorridos prolongados de la amortiguación, y diseño ligeramente
modificado: estos son los ingredientes de la receta que aplicaron hace ya
varios decenios tanto los fabricantes como los clientes, para transformar sus
motos en las así llamadas «scrambler».

Tradicionalmente, las motos tipo «scrambler», además de tener un
comportamiento impecable sobre asfalto, también eran apropiadas para
transitar por pistas camperas, lo que ampliaba su campo de aplicación. Quien
conducía una «scrambler», podía transitar casi por cualquier parte: ya sea por
carreteras sinuosas, en pasos de montaña de tierra e, incluso, a las orillas del
mar, en la arena de playas que lo permitían. Hasta principios de los años
setenta, las «scrambler» eran consideradas las motos más versátiles, antes
que aparecieran las enduro, a fin de cuentas de mejor comportamiento
offroad.

Ahora, BMW Motorrad presenta la nueva R nineT Scrambler, una moto que
consigue revivir de manera muy especial la era de las clásicas «scrambler». Y
lo hace con todo lo que caracteriza a un tipo de motocicleta definida a través
de un espíritu especial, creada para entusiastas de las motos puristas,
reducidas a lo indispensable, amantes de lo diferente.

También la nueva BMW Scrambler es portadora de los valores que la marca
BMW Motorrad pudo acumular durante los 90 años de existencia, y logra
resumir la idea del máximo placer de conducir en una sola moto de diseño
clásico y minimalista, en la que todo se concentra intencionadamente en lo
técnicamente absolutamente esencial. Tratándose de una motocicleta de
rasgos clásicos y de expresión purista, fue concebida para todos aquellos que
prefieren una moto genuina, robusta y de fascinante dinamismo.

Pero la nueva BMW con motor de cilindros opuestos es más que únicamente
una moto de la marca BMW que así no se ofreció nunca antes. Tal como
sucedió durante la fase de desarrollo de la R nineT, los diseñadores e
ingenieros de BMW Motorrad consideraron la funcionalidad técnica, pero,
además, especialmente el aspecto emotivo que alberga la relación entre el
motorista y su moto. Una vez más, al desarrollar la «scrambler», aplicaron un criterio que es fundamental para la marca: si bien es evidente que una moto
tiene que funcionar de manera óptima, a la vez tiene que despertar todos los
sentidos de su propietario, despertando fuertes emociones. En resumen,
¡debe despertar entusiasmo! Sin importar si lo hace por las mañanas cuando
se abre la puerta del garaje, cuando está aparcada al costado de la carretera
durante una pausa en un puerto de montaña, o si su conductor está
disfrutando al tomar las curvas en una sinuosa carretera.

La nueva R nineT Scrambler recurre a elementos estilísticos del pasado,
combinándolos con atributos técnicos modernos de las motos que
BMW Motorrad concibe como modernas clásicas, ofreciendo, además, un
grado de personalización hasta ahora desconocido.
Carácter robusto y personalizable, propio de una moto tipo
«scrambler».

Personalizar significa adaptar algo a las preferencias personales. En el caso de
una moto, significa modificarla hasta que coincida con el gusto de cada uno.
El margen de personalización es muy amplio, pues abarca desde la
optimización mediante accesorios originales, pasa por el montaje de
componentes fabricados en series pequeñas, y puede llegar hasta soluciones
únicas, que convierten una moto en un ejemplar sin igual.

Al igual que en el caso de la R nineT, BMW Motorrad permite que el cliente
modifique su nueva Scrambler de acuerdo con su propia imaginación,
conforme a su gusto y según cómo tenga previsto utilizarla.

Por esta razón, la nueva Scrambler no solamente cuenta con una estructura
que invita a personalizarla. Más bien, su concepto tecnológico prevé el
montaje de numerosos accesorios ofrecidos por BMW Motorrad, además de
admitir modificaciones adicionales.

De esta manera, el cliente queda involucrado activamente en la configuración
de su BMW Scrambler. Considerando la estructura básica de su moto,
compuesta por el conjunto propulsor y el chasis, el conductor de la Scrambler
tiene numerosas alternativas para confeccionar una moto hecha a su medida
y de acuerdo con sus gustos y preferencias personales.
Motor bóxer, potente y refrigerado por aire, para disfrutar de una
conducción muy dinámica.

El motor de dos cilindros opuestos, montado longitudinalmente, y la
transmisión por cardán, son los rasgos que desde hace más de nueve
decenios acuñan la imagen de las motos de la marca BMW. Este propulsor de
dos cilindros opuestos refrigerado por aire de BMW Motorrad es fiel expresión, más que cualquier otro motor de la marca, de diseño original,
inconfundible por su sonido ronco y único.

La BMW R nineT Scrambler tiene el mismo motor bóxer refrigerado por aire y
aceite, de 1.170 cc con cilindros de 101 mm de diámetro y 73 mm de carrera,
que también utilizan otros modelos de la marca. Su potencia máxima es de
81 kW/110 CV a 7.750 rpm, y entrega su par máximo de 116 Nm a
6.000 rpm. Las revoluciones máximas son de 8.500 rpm.

Sin embargo, el mapeo del motor es nuevo, de manera que la nueva
R nine T Scrambler cumple la norma de emisiones UE4. Además, el sistema
de combustible está provisto de un filtro de carbón activo en la descarga de
aire del depósito.

Dos árboles de levas en cabeza, accionados por cadena (DOHC) se encargan
de controlar los movimientos de las válvulas. El accionamiento de las válvulas
está a cargo de balancines muy ligeros y resistentes a altas revoluciones,
mientras que arandelas semiesféricas muy ligeras compensan la holgura de
las válvulas.

De la transmisión de la fuerza se ocupan una caja de cambios de seis
marchas y el cardán, ambos de comprobada eficiencia. Considerando las
cualidades dinámicas de la nueva Scrambler, se utiliza una transmisión
secundaria de relación más corta, por lo que la capacidad de aceleración de la
moto es óptima, gracias a la relación de los cambios.

El escape elevado y muy pegado a la moto, a la típica usanza de las
«scrambler», emite el típico sonido de los motores bóxer de la marca.
Los dos tubos de escape con silenciosos superpuestos de acero inoxidable,
con acabado de chorro de partículas de cristal y de elevada línea, y el sonoro
motor refrigerado por aire, acentúan el carácter clásico de la Scrambler. El
escape se amolda perfectamente al cuerpo de la R nineT Scrambler,
acentuando así la imagen esbelta y vigorosa de la moto, ciñiéndose a un
concepto que ya distinguió a las típicas «scrambler» de hace más de 50 años.
La nueva Scrambler cuenta con una mariposa de regulación de los gases de
escape, controlada mediante un motor eléctrico y cables para abrir y cerrarla.
De este modo, el motor bóxer tiene un agradable sonido ronco que, a la vez,
cumple con el nivel de ruidos máximo admitido por la norma ECE R41-04.
Adicionalmente pudo mejorarse el sistema de purificación de gases de
escape mediante un catalizador de mayores dimensiones. La gama de accesorios de BMW Motorrad incluye sistemas de escape apropiados para que el cliente personalice su moto, de modo que la nueva
Heritage de BMW quede de acuerdo con su propio gusto.

Chasis específico de la nueva moto, con geometría modificada y
numerosas variaciones posibles.

La nueva R nineT Scrambler tiene en cuenta el deseo de muchos amantes de
las motos, y gracias a la especial construcción de su chasis, admite
numerosas modificaciones técnicas y estéticas o, para usar un anglicismo que
se impone en el sector, permite una amplio grado de «customización». Por
esta razón, la moto tiene un bastidor completamente nuevo, de tubos
entramados de acero, constituido por módulos. Está compuesto por tres
partes: el módulo delantero principal, el módulo trasero principal con parte
posterior integrada, y el módulo para el acompañante. Estas tres partes del
chasis están unidas entre sí mediante pernos roscados.

Al igual que en el caso de la Roadster R nineT, el módulo del acompañante de
la Scrambler puede desmontarse, por lo que se obtienen múltiples
posibilidades para modificar el diseño de la moto, cambiando el carácter de la
dinámica moto con motor bóxer de BMW según lo prefiera el cliente.
Dado que se trata de una moto de comportamiento dinámico, que invita a un
estilo de conducción activo, la geometría de su chasis favorece la
maniobrabilidad para disfrutar de la conducción en carreteras muy sinuosas.
La distancia entre ejes es de 1.527 mm, el avance es de 110,6 mm, mientras
que el ángulo del eje de la dirección es de 61,5°.

De a dos o solo: sensación purista de conducir una «scrambler».
Tal como viene de fábrica, la nueva BMW Scrambler permite viajar
cómodamente de a dos. El asiento del conductor tiene una altura de aprox.
820 mm y, por ser relativamente estrecho, es muy cómodo, tanto para el que
va adelante como para el que toma asiento atrás.
Sin embargo, si el conductor prefiere viajar solo optando por un estilo más
deportivo, no tiene más que destornillar el subchasis posterior, de manera que
la parte posterior de la moto adquiere un aspecto más compacto y ligero. Así
se acentúa más el carácter de la R nineT Scrambler, que en estas
condiciones demuestra que es una máquina radicalmente limitada a lo
absolutamente necesario.
Postura relajada, gracias a la lograda ergonomía.
Además de su excelente maniobrabilidad, una moto tipo «scrambler» también
debe brillar por permitir que el piloto asuma una postura relajada al conducir.
Por lo tanto, se redefinió el triángulo ergonómico, constituido por los puños  del manillar, la superficie del asiento y los estribos, con el fin de permitir una
postura más erguida. En comparación con la R nineT, el manillar, sujeto al
nuevo portahorquillas mediante abrazaderas más grandes, es más alto y está
más cerca del conductor, mientras que el acolchado del asiento es
ligeramente más escueto. Al mismo tiempo, los estribos son algo más bajos y
se encuentran ligeramente desplazados hacia atrás. Además, la gama de
accesorios especiales de BMW Motorrad incluye otros asientos que permiten
personalizar adicionalmente la nueva R nineT Scrambler.
Guiado clásico de las ruedas, mediante horquilla telescópica
adelante, y Paralever atrás.
El guiado de la rueda delantera está a cargo de una horquilla telescópica
convencional, con tubos de 43 milímetros de diámetro y recorrido de
125 milímetros, una solución que respeta fielmente el estilo de las motos tipo
«scrambler». Tal como era usual en muchos modelos tipo «scrambler» de
antaño, también la nueva moto de BMW incluye clásicos fuelles de goma para
proteger las superficies de deslizamiento expuestas de los tubos.
El guiado de la rueda posterior está a cargo de un monobrazo Paralever, de
eficiencia demostrada en todos los demás modelos de la marca con motor
bóxer. Las funciones de suspensión y amortiguación están a cargo de un
montante central con muelle de color blanco y recorrido de 140 milímetros.
Puede ajustarse la precarga, así como también es posible ajustar de manera
continua la extensión de la suspensión.
El diferencial del eje trasero constituye otra solución muy interesante, pues
permite personalizar adicionalmente la moto. La caja tiene tres puntos de
alojamiento, al igual que en los demás modelos con motor bóxer. En estos
puntos se puede montar lateralmente, por ejemplo, un soporte para la placa
de la matrícula o un sistema de luces complementarias.
Llantas de fundición ligera y estribos dentados para mejor agarre.
Las llantas de serie de la nueva Scrambler de BMW son de metal fundido
ligero. Muy de acuerdo con la típica imagen de una «Scrambler», la rueda
delantera tiene una llanta de gran tamaño de 19 pulgadas, combinada con un
neumático de 120/70-19. La llanta trasera es de 17 pulgadas, con neumático
de 170/60-17. Esta combinación armoniza a la perfección con la imagen de la
moto. La nueva moto con motor bóxer de BMW puede entregarse de fábrica
con neumáticos todo-terreno de tacos muy grandes, muy al estilo clásico de
este tipo de motos (equipamiento de serie: neumáticos normales para asfalto),
así como con llantas de afiligranados radios cruzados.
El diseño de los estribos subraya adicionalmente el carácter rústico y
masculino de la moto. Concretamente, están provistos de una superficie de acero marcadamente dentada, cubierta de elementos de goma. Al retirarlos, la
sujeción de los pies es óptima.
Esta estética clásica contrasta con los frenos delanteros de dos discos de alto
rendimiento, que están muy de acuerdo con las prestaciones deportivas de la
R nineT Scrambler. Las mordazas de cuatro bombines, los tubos recubiertos
de metal trenzado del sistema de frenos, así como los discos de 320
milímetros de diámetro, garantizan una perfecta capacidad de frenado, incluso
si se opta por un estilo de conducción francamente deportivo. La moto tiene
atrás un disco de 265 milímetros de diámetro, con mordaza flotante de dos
bombines. Al igual que todas las motos de la marca BMW, también la nueva
Scrambler incluye de serie el sistema de antibloqueo de frenos
BMW Motorrad ABS. Además del sistema ABS incluido de serie, la moto
también puede estar dotada opcionalmente del sistema de control automático
de la estabilidad ASC, para aumentar la seguridad al acelerar.
Red de a bordo especial concede mayor margen para la
personalización.
Los cambios considerables del sistema eléctrico de la nueva BMW Scrambler
permiten realizar más modificaciones para que el carácter de la moto se
adapte a las preferencias de su propietario y, además, para acentuar más la
nitidez de su imagen. Los parámetros y las conexiones de la red de a bordo
fueron elegidos de tal manera que sea posible incorporar componentes
eléctricos de alternativa como, por ejemplo, otro faro y luces intermitentes
diferentes.
Estando separado el mazo de cables del motor del mazo de cables del resto
de la moto, es posible realizar modificaciones considerables de manera
relativamente sencilla. Esta es una ventaja que es especialmente importante
para talleres especializados profesionalmente en la personalización de
vehículos.

Diseño purista, con especial cuidado de los detalles.
Equipada con las llantas de fundición ligera de serie, o bien con las llantas
opcionales de radios cruzados, provista del asiento para dos o para una
persona, la R nineT Scrambler siempre tiene un aspecto de gran aplomo y
acertado estilo. Su silueta irradia una elegancia informal, mientras que las
clásicas proporciones están determinadas por el motor bóxer, el compacto
depósito de acero y, también, por la esbelta parte posterior.
Una de las metas principales que tuvieron que alcanzar los diseñadores
consistió en reducir el equipamiento de la moto a lo mínimo posible, para
realzar su carácter purista. Gracias a esta limitación a lo elemental, la nueva
BMW Scrambler expresa su carácter y estilo de modo muy acertado a través
de algunos pocos, pero llamativos componentes. La R nineT Scrambler es
una mezcla de elementos estilísticos clásicos y modernos utilizados en el
sector de las motocicletas, con superficies de acabado de alta calidad, que
pueden apreciarse desde todos los ángulos.
Esbelta parte delantera, de vigoroso aspecto.
El faro redondo de clásico diseño que define la imagen frontal, le confiere a la
R nineT Scrambler un aura de sobriedad, aplomo y superioridad. Las esbeltas
proporciones básicas de la moto se explican por la imagen clásica del motor
de dos cilindros opuestos, así como por la esbelta rueda delantera con llanta
de 19 pulgadas. Al igual que las motos tipo «scrambler» de los años cincuenta
hasta setenta, el faro también puede protegerse con una rejilla (que no está
homologada para el uso en el tráfico vial).
El tablero provisto de un velocímetro analógico redondo de clásico diseño
que, a su vez, incluye los pilotos necesarios, armoniza óptimamente con el
esbelto diseño de la parte frontal de la moto. Este instrumento, incluido en
una carcasa metálica de fino acabado, es especialmente simple, respetando la
imagen clásica que se mantuvo durante todo el proceso de desarrollo de la
nueva BMW Scrambler. Recurriendo a la gama de accesorios especiales de
BMW Motorrad, es posible agregar un cuentarrevoluciones de clásico diseño
y, por lo tanto, también analógico.
Además, la R nineT Scrambler incluye de serie un display LCD de dos líneas
de caracteres, en el que aparecen las informaciones más importantes para el
conductor como, por ejemplo, la hora o los kilómetros recorridos.

El depósito pintado entabla un diálogo estético con las superficies
de aluminio natural.
El depósito de acero de 17 litros y la placa de aluminio montada en el lado
derecho, por encima de la entrada de aire, que lleva el distintivo R nineT,
llaman la atención de inmediato. El marco embellecedor de la entrada de aire
es de material anodizado natural finamente lijado, por lo que su imagen de
avanzada tecnología armoniza muy bien con las superficies pintadas del
depósito.
La R nineT Scrambler también puede estar equipada de fábrica con un
depósito de aluminio, ya sea con costuras de soldadura visibles o lijadas. Este
depósito también puede adquirirse posteriormente en el establecimiento de
un concesionario oficial de la marca. En ambos casos, es un modo muy
logrado de personalizar la moto.
Detalles clásicos ingeniosos y de armoniosa estética.
Numerosos detalles expresan el cuidado puesto en la producción de los
componentes de la nueva moto con motor bóxer de BMW. Los tubos
portahorquillas con soportes roscados cónicos, así como el soporte, también
cónico, del amortiguador de la dirección, son de fino aluminio forjado,
sometido a un tratamiento de pulido con chorro de perlas de cristal, con
anodizado natural final. Los elementos de fijación de aluminio del manillar
conificado, también de aluminio, incluyen las siglas fundidas de la marca
BMW Motorrad. Los taladros en la tija permiten colocar la placa remachada
que indica el tipo de la moto, propia de motocicletas históricas de BMW, de la
misma manera que se puede hacer también en el caso de la Roadster R nineT.
La historia de los 90 años de existencia de BMW Motorrad también queda
reflejada en el faro redondo con carcasa de acero, con el logotipo de BMW en
la parte central del cristal del faro. A modo de expresión de su tecnología
moderna, la R nineT Scrambler tiene luces intermitentes blancas y luces
posteriores de diodos luminosos. Recurriendo a los equipos especiales a
montar en fábrica, o bien a los accesorios disponibles en los establecimiento
de los concesionarios, es posible montar en la Scrambler luces intermitentes
de LED.
Otro detalle interesante es el guardabarros de la rueda delantera. Está unido a
los tubos de la horquilla a través de un estabilizador de la horquilla, y acentúa
acertadamente uno de los aspectos más clásicos del diseño de motocicletas.
El cuidadoso acabado y el uso de materiales nobles también se puede
apreciar en el asiento de forma entallada y de diseño de cuero envejecido, con
llamativos pespuntes, de color marrón Sattelbraun. Recurriendo a la gama de
accesorios especiales puede adquirirse un asiento para una sola persona con a parte posterior de diseño típico para una moto «scrambler». Este asiento
realza el carácter dinámico y masculino de la Scrambler de BMW.
Colores clásicos y puristas.
La nueva BMW R nineT Scrambler tiene el depósito y la carcasa del faro de
color Monolith metalizado mate.
La elegancia clásica y purista de la R nineT Scrambler se realza mediante
diversos componentes de color negro, entre ellos, el bastidor, el basculante,
las llantas, los tubos de la horquilla y el bloque del motor. Numerosas
superficies de aluminio de diverso acabado, crean un interesante contraste y
realzan la calidad técnica de la moto.
El guardabarros delantero y la parte posterior de la moto, visible si está
provista del asiento para una sola persona, son de color negro mate sedoso,
realzando así la imagen clásica de la nueva BMW.

Los equipos opcionales a montar en fábrica, los accesorios especiales
disponibles en los establecimientos de los concesionarios, así como el
equipamiento para el motorista de BMW Motorrad, armonizan a la perfección
con el estilo de la R nineT Scrambler.
Los equipos opcionales se ofrecen desde fábrica, puesto que su montaje está
integrado en los procesos de fabricación. Los accesorios especiales se
montan en el taller del concesionario oficial de BMW Motorrad, o bien el
cliente los monta él mismo. Estos accesorios pueden estar incluidos en el
pedido del scooter, por lo que se montan antes de la entrega, pero también
pueden montarse posteriormente.
Equipamiento especial, a montar en fábrica:
• Ruedas de radios cruzados (chasis de serie).
• Neumáticos todo-terreno.
• Control automático de la estabilidad ASC.
• Puños calefactables.
• Luces intermitentes de LED.
• Depósito de aluminio, pulido a mano con costuras de soldaduras lijadas o
visibles.
• Colector de escape cromado.
• Asiento más alto.
• Alarma antirrobo.
Accesorios especiales, a montar en talleres oficiales:
• Asiento Scrambler para una sola persona, con acabado especial de la
parte posterior.
• Cuentarrevoluciones.
• Rejilla protectora para el faro (no homologada para el tráfico vial).
• Patín de defensa de la parte inferior.
• Tablero para número de carrera, derecha/izquierda.
• Cúpula tipo Scrambler.
Equipos y accesorios utilizables de la R nineT:
• Mochila para el depósito y bolsa posterior, con sistema de sujeción.
• Depósito de aluminio, pulido a mano con costuras de soldaduras lijadas o
visibles.



Acompañan a Pedro Varela




Deja tus comentarios en el Facebook de MotosArgentinasTV

MotosArgentinasTV